Ciencia para y con las infancias

Las actividades de promoción de la ciencia entre las infancias, que iniciamos en el 2018, se transformaron en las preferidas de la audiencia de Kolibrí. En esta 10ª edición ampliamos el desafío.

Más que talleres con artistas y científicos, Kolibrí intenta construir memorias y experiencias significativas en las infancias. El reto consiste en promover el acceso a la ciencia de manera universal, para que todos puedan entender lo que nos rodea en lenguaje sencillo, despertando el interés de las infancias sobre estos temas.

Participar en los talleres de ciencias, las infancias junto a una persona adulta (padres, abuelos, tíos) es muy importante para nuestro Festival. Continuamos desarrollando esta línea de trabajo con el apoyo de la embajada española en Finlandia. En el 2021, tres propuestas vinculan ciencia y arte. Dos de ellas: taller de Mandarina Collective, “Más allá del Arcoíris” y de Ana Álvarez Piedehierro, “Oobleck” un taller liderado por 4 niñas jóvenes

“Más allá del Arcoíris”, un taller de ciencia, arte y filosofía. En él, el fenómeno natural de la refracción de la luz y los colores fueron el hilo conductor para reflexionar colectivamente sobre la empatía, la comunidad y conversar acerca de cómo cambia nuestra percepción ante un mismo fenómeno o situación.

Desde el 2020, Mandarina Collective: Ana A. Piedehierro (ES), Inês Montalvão (PT) e Ina Fiebig (DE), comenzó a explorar nuevas formas de unir la ciencia y el arte de una manera accesible para las infancias. Ellas son apasionadas por diferentes campos de la ciencia y las artes. Los valores fundamentales del colectivo son trabajar con audiencias diversas y enfatizar un enfoque multicultural, multilingüe e intergeneracional. Como colectivo creen que el arte y la ciencia son esenciales para construir una sociedad responsable, respetuosa, multicultural y accesible.

“Oobleck” es un taller sobre el famoso slime. Un slime amigable con el ambiente. En este taller la infancia que creció asistiendo a Kolibrí guió a sus pares en la fabricación de oobleck y revelaron el secreto de las propiedades inesperadas de este slime. El propósito de hacer un taller liderado por jóvenes es formar nuevos monitores científicos, para aprender entre pares, y crear una cadena de saberes. Ana A. Piedehierro tiene un doctorado en física y meteorología y trabaja como investigadora en el Instituto Meteorológico Finlandés, en Helsinki y, además, lleva más de 10 años organizando talleres de ciencia divertida con las infancias, las juventudes y las familias, tanto en España como en Finlandia.

El tercer taller es “Aves de mi barrio” de Jon Dunn (US) e Inês Montalvão (PT). Esta propuesta que se centró por un lado, en la idea de vecindario: el sentido de pertenencia a una comunidad inclusiva y diversa. Y por otro lado, en la biodiversidad como parte del paisaje urbano. Cultivar esta conexión con la naturaleza promueve una forma de actuar y ocuparse de todos los miembros de la comunidad. En el taller se construyeron comederos para pájaros y los participantes obtuvieron los mejores consejos sobre los gustos preferidos de estos vecinos con alas. Jon es diseñador de permacultura en una cooperativa de alimentos, es activista por los derechos de los animales, tiene experiencia como artista interdisciplinar y arquitectura; Inês diseña exposiciones, conceptos originales y experiencias para museos. Tiene una licenciatura en biología y experiencia profesional en comunicación científica, divulgación e ilustración. Su práctica se centra en la intersección del arte y la ciencia, con lo cual intenta promover un sentido de pertenencia y conexión con la naturaleza y los demás.

Cada año Kolibrí invita a las infancias y sus familias, así como a personas creativas y expertos a participar en estas experiencias de accesibilidad a los fenómenos científicos. Vamos a promover no solo el acceso a la ciencia sino también a las distintas maneras de hacer y explicar la ciencia. No hay nada cierto ni errado, solo hay la voluntad de enriquecernos con más conocimiento.